El arquespor es una planta monstruosa que aparece en los saga de videojuegos The Witcher. Si bien está restringido al suelo, esto no lo hace menos peligroso, por lo que se recomienda precaución al enfrentarse a uno. Sin embargo, al igual que cualquier planta es débil al fuego.

The Witcher

Entrada del bestiario

Algunos crímenes son tan terribles que espantan a la gente y ofenden a los dioses. La mala fe del criminal y la crueldad de su obra generan una maldición, que hace que el arquespor cobre vida. La bestia ataca a las criaturas inocentes con odio, tratando de vengarse hasta que se haga justicia.

Localizaciones

Fuente

  • En el Capítulo III, Geralt puede hablar con una ciudadana sentada en el Nuevo Narakort. La mujer es rubia y lleva un vestido verde con una camisa amarilla. Ella le dirá que está de humor para contar un cuento pero que tiene sed. Dependiendo de su estado de ánimo, pedirá una jarra de cerveza o leche, a cambio de contarle a Geralt sobre basiliscos, wyvernos y eventualmente archespores.
    • Geralt debe salir y luego volver a entrar a la posada (o meditar) después de cada cuento para hablar con ella nuevamente. Después de que Geralt haya adquirido todas las entradas que conoce, la mujer seguirá pidiendo leche y cerveza, pero no contará nuevos cuentos.
  • Maldiciones y malditos (libro)

Notas

  • Para que en los restos de arquespor aparezca el jugo de la bestia hay que tener la entrada del bestiario.

Blood and Wine

Entrada del bestiario

Pues a mí me parece una flor. Eso sí, fea como ella sola.
- últimas palabras de Blasco Tennerbe
Los arquespores parecen flores gigantescas y horribles que comparten ciertas características droseras. Sin embargo, son mucho más peligrosos que la drosera más grande que pueda existir. Su peculiar aspecto hace que sea prácticamente imposible distinguirlos entre otras plantas. Todo aquel que termina por acercarse y darse cuenta de lo que realmente son, ya no tiene tiempo para huir.
Según se cree, los arquespores son plantas malditas que han crecido en tierra fertilizada con la sangre de los muertos. Se suelen encontrar en lugares en los que se han cometido masacres, rituales con sangre o asesinatos crueles. Hasta hoy, se han catalogado cuatro tipos de arquespores según su color: marrones (los menos peligrosos), seguidos de verdes y morados (los más peligrosos). La última variedad, que según dicen fue cultivada por los magos de Ban Ard, es el arquespor amarillo, cuya fuerza es similar a la de sus primos verdes.

Misiones asociadas

Galería

*Nota: Algunos de los enlaces son de afiliados, lo que significa que, sin costo adicional para ti, Fandom ganará una comisión si haces clic y realizas una subscripción. El contenido de la comunidad está disponible bajo CC-BY-SA a menos que se indique lo contrario.