FANDOM


Cacería salvaje - Gwent

La Cacería salvaje, o Espectros de Mörhogg como se les llamaba en Skellige, se creía ampliamente que era un grupo de espectros que galopaban en el cielo. Fueron descritos por la gente común como una cabalgata de espectros sobre caballos esqueléticos que galopaban por el cielo y servían como presagio de guerra y muerte. Se decía que aparecían principalmente pero no exclusivamente durante el invierno. Otros creían que eran simplemente un fenómeno mágico y no una horda de espectros.

En realidad eran un grupo de elfos Aen Elle de Tir ná Lia que se llamaban a sí mismos Dearg Ruadhri, que en la Lengua Antigua significaba Jinetes Rojos. Eran dirigidos por el general y más tarde rey, Eredin Bréacc Glas, comúnmente conocido como el Rey de la Cacería salvaje. Su verdadero propósito era encontrar y capturar esclavos de otros mundos, como el de los elfos Aen Seidhe, para servir a la Gente de los Alisos.

Eredin y Avallac'h atrajeron a Ciri a la Torre de la Golondrina, lo que la llevó a su encarcelamiento en el mundo perteneciente a los Aen Elle. Allí, el dúo intentó obligarla a engendrar un hijo con el Rey de los Alisos, Auberon Muircetach, con el fin de aprovechar sus poderes. Sin embargo, Eredin arruinó el plan después de asesinar a Auberon. Ciri logró escapar con la ayuda de los unicornios.

El Rey de la Cacería salvaje más tarde buscó a Yennefer y Geralt para encontrar a Ciri una vez más. Logró capturar a Yennefer, lo que llevó a Geralt a pedirle ayuda a Letho y otros brujos de la Escuela de la Víbora para tratar de luchar contra la Cacería. A pesar de que los brujos se defendieron muy bien, los guerreros de la Cacería eran demasiados. En desesperación, Geralt se ofreció a intercambiar su alma por la de Yennefer. Eredin aceptó el acuerdo y liberó a Yennefer. Geralt fue entonces llevado con la Cacería salvaje, sirviéndoles por algún tiempo antes de que Ciri pudiera liberarlo.

Miembros

The Witcher

El Rey de la Cacería salvaje y sus espectros se aparecen ante Geralt durante el transcurso de The Witcher, burlándose y retorciendo sus memorias.

El primer encuentro con el Rey y sus espectros se produce cerca de Kaer Morhen durante el Prólogo. En el Capítulo I aparece de nuevo en las Afueras junto con el fantasma de Leo. En el Capítulo IV, Geralt debe evitar convocarlos mientras completa una misión para un ermitaño. Estos encuentros culminan al final del juego donde Geralt debe enfrentar al propio Rey de la Cacería.

Entrada del bestiario

La cacería salvaje es una horda de espectros que vaga por el cielo durante las tormentas y presagia desastres. La aparición de la cacería salvaje precede a la guerra y a las desgracias, como un cometa. La espectral cacería salvaje a veces aparece en las pesadillas de los malditos o los tocados por el destino.

Localizaciones

Fuente

The Witcher 2: Assassins of Kings

Se puede comprar un libro que trata sobre la Cacería salvaje. Leer el volumen añade una entrada en el diario.

Entrada del diario

Según la tradición y los relatos de testigos, la cacería salvaje secuestra gente y los obliga a unirse a su demente galopada en el cielo. Su cosecha es especialmente abundante justo antes o durante una gran guerra, como ocurrió hace unos años en Novigrado, cuando desaparecieron más de veinte personas sin dejar rastro tras su paso. Algunos de los secuestrados lograron escapar de la cabalgata y volver al mundo de los vivo, pero las historias que contaban eran tan extraordinarias que siempre se creyó que habían perdido la cabeza.
Uno de los pacientes del manicomio afirmaba haber sido secuestrado por la cacería salvaje y llevado a un mundo en el que paseaban unicornios por exuberantes jardines elfos. Cuando finalmente logró escapar del cautiverio de la cacería, volvió a este mundo y se encontró con que sus hijos habían envejecido y muerto, y habían pasado muchos años...
Las historias de la cacería salvaje no aparecen en las culturas enana y élfica. Este hecho resulta muy interesante, pues las viejas razas debieron de enfrentarse a la cacería mucho antes que los humanos. Al parecer, los enanos lo ignoran todo de mutuo acuerdo, mientras que los elfos guardan un misterioso silencio sobre el tema.
Según los Nordlings, la cacería salvaje es una procesión, o más bien un séquito de jinetes espectrales que recorren el cielo a lomos de caballos esqueléticos, ataviados con restos oxidados de armadura y espadas dentadas en sus cinturas. Al igual que un cometa, la cacería salvaje es un presagio de guerra, que se ha confirmado más allá de toda duda. El séquito espectral se aventura en busca de víctimas una vez cada varios años, pero su cosecha jamás ha sido tan abundante como justo antes de la última guerra con Nilfgaard, cuando más de veinte almas desaparecieron solo en Novigrado tras su paso. Curiosamente, las leyendas de elfos y enanos no hacen ni la más mínima mención a la cacería salvaje.
Según las notas de un hechicero que pasó toda su vida estudiando el fenómeno de la cacería, hay una fuerza misteriosa detrás de las incursiones de las apariciones en el mundo.
Philippa no es la única hechicera que ha guardado silencio sobre la cacería, como si un gato le hubiera comido la lengua. El silencio de tantas mentes eruditas resultaba tan informativo como las palabras, pero no seré yo quien revele más información sobre esta historia.
Philippa también tiene una teoría sobre el origen, la motivación y la esencia de la cacería salvaje. Es una teoría sorprendentemente poco profunda para una mujer tan culta, y no es digna de mención junto a deducciones tan ilustres como las anteriores.
Hay más opiniones sobre la cacería salvaje que estrellas en el cielo. Algunos afirman que se trata de un séquito de los espectros de caballeros que perecieron en varios mundos. Otros creen que una fuerza poderosa creó a los fantasmas para enviarlos a diferentes mundos en busca de esclavos.
¿Qué es en la realidad la cacería salvaje? Un séquito de jinetes procedente de un mundo dominado por elfos y capaz de viajar entre distintas dimensiones. Las apariciones son el producto espiritual de estos guerreros elfos. Sirven a una raza poderosa y a individuos más poderosos, cuyos conocimientos sobre magia y habilidades en este terreno superan con creces a las de los magos humanos de nuestro mundo.
Aramil, un elfo de un mundo paralelo, fue perseguido por los jinetes espectrales hasta Loc Muinne, donde encontró un momento de calma. Dejó un mensaje según el cual el rey de la cacería desea abrir las puertas entre los mundos para siempre, para que el caos y el horror puedan reinar también en nuestro mundo.

The Witcher 3: Wild Hunt

La Cacería salvaje regresa como principales antagonistas de The Witcher 3: Wild Hunt, donde buscan a Ciri, quien regresó al Continente.

Aparecen inicialmente en un sueño de Geralt de cuando entrenó a una joven Ciri en Kaer Morhen. Aparecen más tarde cuando interceptan a Geralt y Yennefer durante su viaje a Wyzima.

Galería

El contenido de la comunidad está disponible bajo CC-BY-SA a menos que se indique lo contrario.