Wiki The Witcher
Advertisement

Big Quote Left.png
Esto no es un cuento, es la vida. Terrible, malvada, pesada, que no ahorra errores, daños, tristezas, desengaños ni desgracias, y no se las ahorra a nadie, ni a brujos ni a reinas.
Big Quote Right.png
— Calanthe, La espada del destino

Calanthe Fiona Riannon de Cintra, también conocida como "Ard Rhena" ("Reina de la Montaña" en la Lengua Antigua) y la "Leona de Cintra", fue una reina de Cintra, la madre de Pavetta y la abuela de Ciri. Su sobrino, Crach an Craite, la llamaba "Modron". Era conocida por su coraje y belleza.

Biografía

Calanthe era la única hija del rey Dagorad y la reina Adalia, y subió al trono después de la muerte de su padre cuando ella tenía 14 años. Cuando tenía 15 años, ganó su primera gran batalla en Hochebuz contra Nazair, ganándose el apodo de "Leona de Cintra".

Primer matrimonio

Sorprendentemente, para Calanthe fue bastante difícil encontrar un marido: inicialmente no quería casarse y cuando finalmente decidió hacerlo por conveniencia, se habían extendido diversos rumores sobre ella, desde el incesto hasta simples aventuras amorosas, incluso sugiriendo que la reina y su prima lejana Meve estaban en una relación. Estos rumores hicieron que los príncipes de otros reinos rechazaran cortésmente su mano. Sin embargo, finalmente encontraron a Roegner, el duque de Salm, quien aceptó casarse con ella, ya que era un gran paso adelante para él, incluso si los rumores eran ciertos. Sin embargo, Calanthe empezó a tener dudas y se puso a pensar en cómo podría parecer que estaba loca para no tener que involucrarse con el duque. Estos pensamientos llegaron a su fin cuando conoció a Roegner, que era bastante guapo. Y así, a los 17 años se casó con Roegner, que era 7 años mayor que ella, y 2 años después la pareja dio la bienvenida a una hija a la que llamaron Pavetta.

15to cumpleaños de Pavetta

Tras la muerte de Roegner, varios reyes pidieron la mano de Calanthe, incluidos Ervyll de Verden y Venzlav de Brugge. Eist Tuirseach de Skellige también había pedido su mano varias veces, pero Calanthe los rechazó a todos.

Cuando Pavetta cumplió 15 años, Calanthe organizó una celebración donde fueron invitados varios pretendientes elegibles, incluido Eist Tuirseach, que vino con su sobrino, Crach an Craite. Sin embargo, debido a que quienquiera que se casara con su hija se convertiría automáticamente en rey de Cintra debido a la tradición del reino, Calanthe quería asegurarse una alianza con Skellige y sabía que su hija estaba viendo en secreto a alguien que podría interferir con sus planes. Por lo tanto, invitó al brujo Geralt bajo el alias de "Ravix de Cuatrocuernos", a asistir a la fiesta, aunque ocultó sus verdaderos motivos cuando este la interrogó.

Finalmente, el hombre que Pavetta había estado viendo, Duny, apareció para reclamarla debido a la Ley de la Sorpresa, cuando rescató a su padre hace 15 años. Calanthe se vio obligada a reconocer que su difunto esposo, en su lecho de muerte, le contó sobre la noche en que Duny lo ayudó. Sin embargo, ella también sabía que Duny tenía una cabeza de erizo y, pensando que su hija no lo había visto, lo engañó para que se quitara el casco, causando un alboroto entre los pretendientes mientras la reina proclamaba triunfante que su hija no se atrevería a irse con semejante criatura y la Ley de la Sorpresa era nula. Sin embargo, Pavetta proclamó que todavía quería irse con Duny, sorprendiendo a su madre, que se desplomó en su silla mientras algunos de los pretendientes intentaban atacar a Duny.

Al ver a su amante amenazado, la Fuerza surgió repentinamente de Pavetta, enviando muebles y personas volando, incluido el trono de Calanthe con la reina todavía sentada en él. El trono se estrelló contra la pared opuesta y la reina cayó al suelo, quedando inconsciente. Eist se arrojó sobre ella para evitar que le ocurriera más daño. A lo largo de la conmoción, Eist siguió diciéndole a Calanthe cuánto la amaba y ella llegó a escuchar su propuesta una vez más. Sin embargo, ella no respondió de inmediato. Geralt y Myszowor lograron calmar a Pavetta, y Calanthe fue a hablar con ellos para averiguar qué había sucedido.

Después de enterarse de que su hija y Duny se habían estado viendo durante un año y con todo lo que sucedió durante la fiesta, finalmente acordó dejar que la pareja se casara, rompiendo involuntariamente la maldición de Duny. Sin embargo, ella le dijo a Duny que aún no se convertiría en rey y, volviéndose hacia Eist, le dijo que aceptaba su propuesta anterior y que pronto ambas parejas se casarían.

Pavetta pronto dio a luz a una hija, Ciri, pero antes de que la niña alcanzara la edad de 10 años, sus padres zarparon en un barco y se perdieron en el mar. Sin embargo, Pavetta había dejado a Ciri con Calanthe y la abuela decidió criar a su única nieta. Calanthe, inicialmente enojada con Eist y con su sobrino Crach por dejar que Pavetta y Duny zarparan, prohibió a Ciri regresar a Skellige. Sin embargo, esta prohibición solo se mantuvo durante seis meses antes de que una vez más dejara que Ciri pasara los veranos e inviernos en las islas. Mientras adoraba a su nieta, también se negaba a malcriar a la niña y ocasionalmente azotaba a Ciri por su comportamiento.

A pesar de haber reconocido la relación de Pavetta y Duny, la reina seguía siendo tan terca como antes acerca de tratar de negar el destino. Reprendió a la niñera de Ciri cuando descubrió que la mujer le había estado diciendo a la niña que estaba destinada al brujo Geralt y que ella también se convertiría en una bruja, y le prohibió a Myszowor revelar cualquier cosa a Geralt, incluso el género de la niña. Casi seis años después de que Geralt proclamara la recompensa que recibiría de Duny, el brujo apareció para hablar con Calanthe sobre el niño de la sorpresa, pero la reina, como la última vez, trató de jugarle una mala pasada. Esta vez, había escondido a Ciri entre un grupo de niños de edad similar y le había dicho a Geralt que si el destino era tan fuerte como él, él debería poder elegir al niño correcto, e incluso si ese no fuera el caso, él todavía obtendría un niño para intentar convertirlo en brujo.

Sin embargo, Geralt supo de inmediato la razón por la que estaba haciendo esto: la niña era su única descendiente viva y, por lo tanto, quería protegerla de la muerte casi segura de la Prueba de las Hierbas. Geralt le dijo a la reina que simplemente tenía que pedirle que no se llevara a la niña, ya que él entendía su dolor. Molesta por esto, Calanthe dedujo correctamente que el brujo también dudaba porque temía al destino y trataba de negarlo. Luego, el brujo declaró que se negaba a llevarse un niño y cuando comenzó a marcharse, Calanthe sintió que era la última vez que se verían.

Su muerte

Calanthe y Eist estuvieron casados durante 13 años cuando Nilfgaard invadió y condujo a lo que se conoció como la Masacre de Cintra. Su esposo fue asesinado en la Batalla de Marnadal y, al darse cuenta de que la ciudad de Cintra había caído, decidió saltar hacia su muerte en lugar de rendirse a los invasores.

Su cuerpo nunca fue recuperado, por lo que le dieron un cenotafio en dos lugares: Skellige creó uno para colocarlo al lado del lugar de descanso de Eist, y el Emperador Emhyr hizo crear uno para colocarlo en la cripta real debajo del castillo de Cintra, un año después de su captura.

Notas

  • En la serie de TV The Hexer, Calanthe fue interpretada por Ewa Wiśniewska. Wiśniewska era mucho mayor que Calanthe en los libros, ya que tenía 59 cuando The Hexer fue grabado, mientras que Calanthe solo tenía 32 en los eventos de Una cuestión de precio.

Curiosidades

  • El nombre de Calanthe es en realidad un género extendido de orquídeas (familia Orchidaceae) con unas 150 especies.

Galería

Advertisement