Wiki The Witcher
Advertisement

Las dríadas, también conocidas como rariesposas por los humanos y llamadas Aen Woedbeanna en la Lengua Antigua, son las ninfas de los bosques, habitantes y guardianas del reino boscoso de Brokilón. Nacidas a través de contactos sexuales con otras razas o transformadas por el Agua de Brokilón, son exclusivamente mujeres y sus descendientes permanecen así durante muchas generaciones, incluso sin beber el agua.[4]

Las dríadas transformadas son conocidas como dríadas naturalizadas, mientras que la subraza de dríadas que tienen la conexión más profunda con el bosque y son simbióticas con un árbol dado son llamadas hamadríadas.[1]

Características

Apariencia

Parecen hermosas y jóvenes chicas normales. El cabello de las dríadas es típicamente castaño, verde o rojo[1], y a menudo tiene rastas.[2][3] Sus tonos de piel pueden describirse como similares a los humanos, aunque a menudo toman distintos tonos de verde o castaño como el bosque.[1][2] Sin embargo, en algunas ocasiones pueden aparecer completamente verdes.[3] Aunque como se reproducen con otras razas, algunas tienen características heredadas de sus progenitores extranjeros.[4]

Las dríadas y hamadríadas son generalmente similares a los humanos y en ciertas ocasiones pueden ser confundidas con estos.[1][5][6]

Visten prendas que las hacen difíciles de localizar en los bosques y pintan sus cuerpos para hacerse casi invisibles. Suelen ser pequeñas prendas de piel que no cubren mucho el cuerpo, aunque también hay algunas que llevan vestidos como el que posee la Reina Eithné.[4] Aunque normalmente intentarán ir desnudas.

Su forma física es pequeña y esbelta.

Habilidades

Tienen una gran habilidad con el arco por naturaleza, siendo capaces de golpear a un objetivo a 200 pies sin que este sea consciente de su presencia. Usan esta habilidad para dejar clara la frontera entre Brokilón y el resto del mundo.

También son muy buenas sanadoras, curando a Geralt cuando este quedó completamente herido tras su combate contra el hechicero Vilgefortz (se había rota una costilla, una pierna y había recibido una contusión grande). Tras unos tratados intensivos de sanación, para cuando Jaskier va a verle está casi recuperado, solo sintiendo un leve dolor en la rodilla. Con Zywiecki pasó casi lo mismo, tras haber sido acribillado por varias flechas, recibió curación en el bosque, y tras una semana era capaz de levantarse y hablar con normalidad.

Son capaces, con su voluntad, de dar forma a los árboles con el paso de los años para hacer sus casas sin tener que talarlos. Como el fuego está prohibido, hacen linternas y farolillos con luciérnagas.

Todas las dríadas aman los árboles y el bosque, también son fanáticas de la música.

Reproducción

Son exclusivamente femeninas y usan a los humanos o a los elfos masculinos como parejas para tener descendencia. Estos hombres suelen ser gente que se adentra demasiado en el bosque y en vez de matarlos, lo más normal al ver a un hombre entrar en la frontera de Brokilón, los capturan y obligan a quedarse en el bosque 2 o 3 años teniendo relaciones sexuales con las dríadas para conseguir aumentar la progenie, como es mencionado con Geralt por algunas de ellas siendo rápidamente contestado por él confirmando su esterilidad. Las dríadas se toman muy en serio el apareamiento.[4] Aunque algunas de ellas pueden formar relaciones románticas, en su mayoría perciben a los hombres como un medio de procreación. Debido a esto, a veces pueden llegar a quejarse de los brujos y otros hombres infértiles.

Se puede hacer una dríada al mutar a una niña de otra raza a través del agua mutágena de Brokilón. Si bien originalmente ese destino era bastante raro, las guerras con los humanos forzaron a las dríadas a ser menos benignas. En caso de que una joven pasee por su bosque, ya sea hija de un campesino o incluso una princesa, está sujeta a la transformación. Durante el gobierno de Eithné, esta política llegó tan lejos que las niñas humanas fueron secuestradas en áreas fuera de Brokilón. Sin embargo, cuanto mayor sea la niña secuestrada, más probabilidades tendrá de vislumbrar su vida pasada, sin poder adquirir las habilidades de las drías puras. Según la edad en la que se convierten en dríadas sus características cambian, si son bebés se vuelven como una dríada normal en apariencia, si superan los 10 años de vida no se transforman completamente. En general, es imposible distinguir a una dríada natural de una transformada; solo las niñas mayores que se convirtieron en dríadas después de los 10 años o más pueden ser reconocidas debido a la falta de sudor seco que huele a hojas de sauce.[4]

Dríadas notables

Notas

  • El sudor de una dríada de sangre pura huele a hojas de sauce trituradas, mientras que las dríadas humanas transformadas no lo hacen, lo que facilita a aquellos, como los brujos, saber si son de sangre pura o no.
  • No cenan, como Jaskier descubre de Geralt en su primera noche en Brokilón. Pero esto no se sabe a ciencia cierta.
  • En The Witcher, Geralt se encuentra con una dríada, Morenn, que está en la arboleda de los druidas en la ciénaga. El brujo podrá tener relaciones sexuales con ella si le explica que el sexo puede ser beneficioso para ella de otras maneras.

Galería

Referencias

Advertisement