FANDOM


Emhyr var Emreis, Deithwen Addan yn Carn aep Morvudd (Idioma Nilfgaardiano: La Llama Blanca que Baila sobre los Túmulos de sus Enemigos), también conocido por su alias Duny, el Erizo de Erlenwald, fue el Emperador del Imperio de Nilfgaard, Señor de Metinna, Ebbing y Gemmera, Soberano de Nazair y Vicovaro, y luego de casarse con la Princesa Pavetta, Rey de Cintra, desde 1257 hasta su muerte en algún momento del siglo XIII.

Su gobierno en Nilfgaard era agresivo, a menudo seguía políticas expansionistas similares a sus predecesores. Esto condujo al estallido de dos guerras contra los Reinos del Norte. Emhyr era un gobernante inteligente y brillante. Él elegía muy bien a su gente, y eliminaba cualquier conspiración en su contra. Era despiadado con los traidores y avanzaba hacia sus metas con gran ambición.

Tenía buena relación con las Razas Antiguas, contrario a como pasaba en los Reinos del Norte.

Biografía

Infancia

No mucho se sabe de la infancia de Emhyr hasta por lo menos los 13 años. En ese entonces el emperador de Nilfgaard, su padre Fergus var Emreis, fue depuesto de su título, encarcelado y torturado después de un golpe de estado llevado a cabo por un aristócrata influyente solo conocido como el Usurpador. Un hechicero llamado Braathens, al servicio del Usurpador, convirtió a Emhyr en una bestia con apariencia de erizo para poder corromper a Fergus y obligarle a otorgar legitimidad al golpe. Esto no funcionó y Fergus fue finalmente asesinado. Emhyr fue liberado en el bosque y soltaron perros para que lo asesinaran. A pesar de esto, Emhyr sobrevivió y supo que el hechicero ni siquiera había hecho un trabajo completo sobre la maldición: todas las noches Emhyr recuperaba su forma humana.

En su huida, Emhyr contaba solo con unos cuantos hombres leales, mientras se escondía en un lugar de Ardal aep Dahy. Se reunió con el astrólogo Xarthisius, que lo llevó al Norte para curar su maldición.

Viaje a Cintra y liberación de la maldición

Luego de algún tiempo, Emhyr llegó al Norte y comenzó a usar el apodo "Duny". En 1237, mientras rondaba por las regiones boscosas de Cintra, se encontró con un indefenso y herido Rey Roegner, al que salvó y luego hizo uso de la Ley de la Sorpresa.

15 años más tarde, en el año 1252, se presentó ante la Reina Calanthe y sus vasallos en el decimoquinto cumpleaños de la Princesa Pavetta. Aunque Pavetta debía casarse ese año, Duny la había visitado el año anterior y se enamoraron en secreto. Al año siguiente, cuando la reina organizó un banquete por la boda de Pavetta, Emhyr aprovechó la oportunidad y anunció que había venido a por ella.

Duny declaró que Pavetta debía ser suya, ya que ella era el objeto de la Ley de la Sorpresa, promulgada cuando él rescató al Rey Roegner, fallecido para ese entonces. Luego de un acalorado intercambio, Duny fue engañado por Calanthe, revelando que él estaba bajo una maldición. Sin embargo, Pavetta aprobó a Duny, provocando una pelea entre él, los vasallos de la reina, el resto de pretendientes de Pavetta, e incluso el brujo Geralt de Rivia, quien junto a Armiño intentó proteger a Duny. Sin embargo, uno de los pretendientes logró apuñalar a Duny y las habilidades como Fuente de Pavetta se desencadenaron de repente, mandando a volar muebles y personas y amenazando con derrumbar el castillo.

Luego de que Geralt y Armiño calmaran a Pavetta, Emhyr se presentó como Duny, príncipe de Maecht e hijo de Akerspaark, recuperando su forma humana cuando ya había llegado la medianoche, siendo liberado de su maldición, ganándose el perdón de Calanthe y la aprobación de estar con su hija. Después de agradecerle a Geralt, él y su futura esposa se asombraron con la noticia de que ella estaba ya embarazada, y Duny pronto sería padre.

Cuando la niña nació, la llamaron Cirilla.

Recuperando su herencia y la Primera Guerra contra el Norte

Luego del nacimiento de Ciri, el hechicero Vilgefortz apareció ante Duny en Cintra como un aliado que deseaba adquirir la riqueza que solo el Emperador de Nilfgaard podía concederle. Entonces, Duny decidió regresar a Nilfgaard para recuperar su herencia utilizando a Ciri. Sin embargo, debido a que Calanthe vigilaba a Duny constantemente, este y Vilgefortz idearon un plan para desaparecer sin dejar rastro, engañando a Pavetta fingiendo su muerte en un barco, mientras que Vilgefortz preparaba un camino de huida. Sin embargo, Pavetta se dio cuenta de los planes de su esposo, y sacó a Ciri a tiempo, lo que llevó a una pelea entre Duny y Pavetta, siendo esta empujada por la borda, muriendo ahogada. Entonces, Vilgefortz teletransportó el barco con Duny como el único superviviente. A pesar de haber matado a su esposa por accidente, Emhyr tuvo éxito en fingir la muerte de Duny y logró regresar a su patria para iniciar una revuelta contra el Usurpador. Una de las primeras cosas que hizo en su regreso a Nilfgaard fue recompensar al astrólogo Xarthisius con una torre en la capital del Imperio, por sus servicios.

Después de todas las luchas por el poder en torno al trono del Imperio, Emhyr había dado muerte a todos sus enemigos políticos, y uso sus lápidas para pavimentizar su salón de baile, ganándose el apodo de "La Llama Blanca que Baila sobre los Túmulos de sus Enemigos" o en el Lengua Antigua, Deithwen Addan yn Carn aep Morvudd.

Años más tarde, como Emperador de Nilfgaard, Emhyr comenzó la Primera Guerra contra el Norte, con el objetivo de expandir su imperio y comenzó un gran asedio contra el reino de Cintra, donde su hija se encontraba. Mientras las fuerzas de Nilfgaard invadían Cintra, Ciri logró escapar, por lo que Emhyr envió a sus agentes para localizarla y capturarla.

Luego de varias campañas exitosas contra el Norte, la invasión de Emhyr se detuvo después de una derrota aplastante en la Segunda Batalla del Monte de Sodden, marcando el final de la Primera Guerra del Norte. En respuesta, Emhyr mandó a ejecutar o a reemplazar en algunos casos a los comandantes líderes durante la batalla, preparándose para la siguiente guerra.

Segunda Guerra y la búsqueda de Ciri

En su castillo, Emhyr recibió un informe de su mariscal de campo, Menno Coehoorn, de que los gobernantes del Norte - específicamente Vizimir II de Redania, Foltest de Temeria, Henselt de Kaedwen, Demawend III de Aedirn y Meve de Lyria y Rivia - tenían un consejo secreto en un castillo en Hagge. Emhyr encargó a Menno divulgar esta información con los magos del Capítulo. Luego, Coehoorn y Emhyr conversaron sobre la situación en Cintra, y le ordena a este quedarse en Dol Angra, después de aplastar una rebelión en la región.

Coehoorn regresó tiempo después para informar sobre el éxito al suprimir la rebelión y por haber capturado a su líder, Windhalm de Attre. Satisfecho con la noticia, Emhyr ordenó la ejecución pública de este y exigió la presencia de Coehoorn allí como gobernador de Cintra y representante del Emperador. Tiempo atrás, Emhyr mandó a un mago llamado Rience en la búsqueda de Ciri, y hasta el momento, no había recibido ninguna noticia de él, por lo que le pidió a Coehoorn que sus magos establecieran contacto con Rience, ordenándole que asesinara a Geralt de Rivia y que dejara a la hechicera Yennefer con vida. Después, un conde con el nombre de Cahir apareció ante el emperador y el mariscal de campo. Emhyr le recordó a Cahir su error al intentar capturar a Ciri dos años antes y las consecuencias que enfrentará si se repite, ya que se le brinda la oportunidad de la redención. Al exigir la atención de ambos oficiales, Emhyr les encomienda una misión importante. Se enteran de que el Emperador decidió organizar el golpe de Thanedd que conduciría a una nueva guerra con los Reinos del Norte.

Emhyr sabía que Ciri estaría en la isla de Thanedd, así que le encomendó a Cahir la tarea capturar a Ciri. Sin embargo, Cahir falló por segunda vez y Ciri escapó nuevamente por un portal en el último piso de Tor Lara. Durante este tiempo, Emhyr se enteró de que Vilgefortz lo había traicionado, y que en realidad nunca había estado de su lado, y solo le había seguido el juego. Así, Emhyr ordenó que Cahir, Ciri y Vilgefortz fueran buscados por el Servicio Secreto Nilfgaardiano. Pronto, un medioelfo llamado Schirrú le trajo a Emhyr una supuesta Ciri, pero el se dio cuenta de que no era la verdadera. Sin embargo, fingió creerle, mientras que su servicio secreto seguía buscando a la verdadera Ciri. Además, resultó que uno de los hombres que envió a buscar a Ciri, Stefan Skellen, era un conspirador que quería derrocar al Emperador e iniciar un golpe de estado en Nilfgaard. A estas alturas de la guerra, Aedirn y Lyria y Rivia ya habían sido derrotados, por lo que solo quedaban Temeria, Redania y Kaedwen.

Tiempo después, Geralt y Emhyr encontraron a Vilgefortz y a Ciri en el castillo de Stygga. Stefan Skellen fue capturado por oficiales de la Brigada Impera que habían llegado al castillo junto al Emperador.

Mientras, Geralt se había dado cuenta de que Duny y Emhyr eran la misma persona. Emhyr luego le contó a Geralt sobre sus planes. Al enterarse de sus planes incestuosos con Ciri, solo por una profecía, Geralt llama al emperador monstruo y le pide que no demore su muerte y la de Yennefer. Por orden de Emhyr, el brujo y la hechicera tuvieron tiempo para permanecer juntos, mientras él abandonaba el castillo con Ciri. Pero, inesperadamente en el camino, Emhyr se dio cuenta de lo monstruoso del plan y dejó que su hija se fuera, sin revelarle su verdadera identidad. Ciri logró regresar con Geralt y Yennefer antes de que estos se suicidaran.

Paralelo a estos eventos, se vivió una decisiva batalla de la Segunda Guerra del Norte, la Batalla de Brenna, donde Nilfgaard pierde ante las fuerzas del Condestable Juan Natalis. Aún así, la guerra había terminado en éxito para el Imperio, ya que todas las tierras al sur del Yaruga, incluyendo a Cintra, estaban bajo el dominio del Sol Dorado. Para lograr esto, Emhyr se casó con la Ciri falsa que le había traído Schirrú, a la que llegó a amar. Como resultado, se firmó la Paz de Cintra en la capital del conquistado reino.

Los Asesinos de reyes y la Tercera Guerra

En 1271, un misterioso grupo de brujos asesinos mataron a Demavend III y a Foltest, y Geralt de Rivia fue culpado de estos asesinatos. Este grupo de brujos se denominaban como Asesinos de reyes, y eran brujos de la Escuela de la Víbora, dirigidos por Letho de Guleta. Cuando Letho y Geralt se encontraron finalmente cara a cara, se reveló que Emhyr era el que mandó a los Asesinos de reyes a realizar sus cometidos, apoyando y financiando a este grupo, con el objetivo de desastabilizar a los Reinos del Norte, prometiendo una tierra para los brujos sin el odio y prejuicio con el que tenían que lidiar. Sin embargo, esto nunca se cumplió.

En 1272, Emhyr y sus tropas cruzaron el Yaruga por tercera vez, y debido al caos causado por los Asesinos de reyes, rápidamente conquistaron Temeria, Aedirn, Lyria y Rivia, y parte de Kaedwen. El resto de sus enemigos, incluyendo temerios, aedirnianos, y kaedwenis se reunieron bajo la dirección del Rey Radovid V de Redania, que logró detener al Ejército Nilfgaardiano en el río Pontar. Emhyr ya estaba seguro de su victoria, y comenzó a autodenominarse como Gobernador del Norte y el Sur. Sin embargo, su guerra no fue popular entre los nilfgaardianos, lo que llevó a las corporaciones comerciales y a los nobles a comenzar a conspirar contra él, lo que obligaría a Emhyr a obtener una victoria rápida para que sus súbditos no se rebelen contra él. También decidió ofrecer a su hija, Ciri, el trono de Nilfgaard, como su sucesora. Sin embargo, Emhyr necesitaba ayuda para encontrarla. Habiendo capturado previamente a Yennefer junto con los brujos de la Escuela de la Víbora, les hizo una oferta a ella y a Geralt a cambio de que encontraran a Ciri.

Geralt recorrió Velen, Novigrado y las Islas Skellige. Emhyr envió a sus tropas para capturarlo y que le entregara un informe sobre sus progresos. El brujo había llevado consigo a una criatura deforme, explicándole que esta sería fundamental para encontrar a Ciri. Emhyr le preguntó a Yennefer si podía deshacer la maldición de la criatura. Ella declaró que creía que podía, y Geralt agregó una frase en Idioma Antiguo que sería clave para lograrlo.

Cuando Geralt buscó la ayuda de Emhyr para derrotar a Eredin, le explicó que apenas encontrara a Ciri la Cacería salvaje los atacaría, así que ideó un plan para llevar el combate a Kaer Morhen. Emhyr discutió con el brujo sobre quien sería el que comandaría a las tropas nilfgaardianas, donde no llegaron a un acuerdo. Pero, cuando hubo una segunda batalla, a las orillas de la isla de Undvik, Geralt tuvo que aceptar las condiciones, dejando a cargo al Duque var Attre.

  • Si Radovid o Dijkstra gobiernan en el Norte: Emhyr es asesinado por conspiradores por perder la guerra.
  • Si Radovid y Dijkstra son asesinados: Emhyr sobrevive y mata a los que se le opusieron.
  • Si gana la guerra y Ciri lo visitó y sobrevivió: Emhyr abdicará del trono a favor de su hija.

Reinado posterior

En 1290, concedió el título de Tesorero Imperial de la Corona a un confidente suyo, Peter Eversten. En el último período de gobierno, extendió aún más las prerrogativas de Peter al elevarlo al rango de coadjutor del Imperio, lo que podría sugerir que ya no podía ser el único gobernante del Imperio. Finalmente falleció a más tardar en 1301.

The Witcher 3: Wild Hunt

Entrada del diario

TW3 Diario Emhyr
Pocos nombres en la historia del continente producían tanto respeto y terror como el de Emhyr var Emreis, Deithwen Addan yn Carn aerp Morvudd - la Llama Blanca que Baila sobre los Túmulos de sus Enemigos-, emperador de Nilfgaard, señor de Metinna, de Ebbing y de Gemmera, soberano de Nazair y Vicovaro, que gobernaba la mitad del mundo civilizado y aspiraba a conquistar la otra mitad. Era uno de esos personajes cuyas gestas y hazañas conformaban el destino de reinos enteros y de sus pueblos. ¿Que podría entonces querer de un simple brujo?
El emperador expuso clara y sucintamente lo que quería. Su hija, la protegida de Geralt, corría un gran peligro, ya que la Cacería salvaje la perseguía. El brujo, un rastreador soberbio unido a la hija de Emhyr por los férreos lazos del destino, tenía muchas más posibilidades que nadie en el mundo de dar con ella.
Si Geralt lleva a Ciri con Emhyr:
Gracias a los esfuerzos de Geralt, Emhyr por fin tuvo ocasión de hablar con su hija cara a cara, tras largos años de separación. El brujo ignora de qué hablaron, pero dice que Ciri salió envuelta en un manto de furia.

Misiones asociadas

Gwynt

Existen 5 cartas de líder con el nombre de Emhyr como líder de la Baraja del Imperio Nilfgaardiano. Cuatro de estas están en el juego base y una última aparece en la expansión Hearts of Stone.

Curiosidades

  • En The Witcher 3: Wild Hunt, la versión inglesa de Emhyr es interpretada por el famoso actor Charles Dance, quien interpretó a Tywin Lannister en la serie de HBO Games of Thrones. Inclusive el modelo original de Emhyr se parece al de este actor.
  • Desde que es yerno de Eist Tuirseach, Emhyr está relacionado con dos clanes de Skellige, el Clan an Craite y el de su yerno, por supuesto. Es por eso que teóricamente, sus títulos incluyen "Heredero de Ard Skellige y An Skellige".
  • El personaje de Duny apareció en el sexto episodio de la serie de TV The Hexer.

Galería

Referencias

  1. Blood and Wine
El contenido de la comunidad está disponible bajo CC-BY-SA a menos que se indique lo contrario.