El ermitaño era un druida que dedicó la mayor parte de su vida al servicio de la Dama del Lago y a la protección de las virtudes caballerescas.

The Witcher

El ermitaño vive solo en su cabaña en los campos, cerca del pueblo de Aguas Turbias, alimentando a sus gallinas y gansos y atendiendo los túmulos de los caballeros que murieron al servicio de la Dama del Lago. De hecho, él es el único residente humano (vivo) de los campos.

El ermitaño es un erudito, ya que pasó la mayor parte de su vida como diplomático del rey Foltest, antes de encontrar su vocación al servicio de la Dama del Lago. Es un experto en leyendas sobre el Santo Grial. También es un jugador profesional del póquer de dados y comercia con algunos objetos.

En el Epílogo, Geralt se encuentra con el ermitaño por última vez en la casa segura en el Barrio de los Templos. Parece que decidió volver a su antiguo papel como diplomático y le gustaría tener una audiencia con el rey.

Misiones asociadas

Blood and Wine

Donde esté la Dama, también estará su sirviente. El ermitaño del Lac Célavy parece ser otra persona, que resultó tener algunas similitudes con el ermitaño de Aguas Turbias. En realidad utiliza ilusiones para parecer diferente, con tal de confundir a Geralt.

En el Ducado de Toussaint es conocido como el guardián de las cinco virtudes caballerescas. Quienquiera que demuestre que estas virtudes moran en su corazón es desafiado a demostrar también su habilidad de combate sobre la superficie del agua. Si se las arregla para lograrlo, la mismísima Dama del Lago le entrega la Aerondight.

Entrada del diario

El ermitaño que vivía en la isla del Lac Célavy se había convertido en el guardián de las cinco virtudes caballerescas del ducado. Este íntegro hombre vigilaba las rocas en las que se habían grabado las cinco virtudes y hacía pasar una prueba a todos los caballeros que llegaban, para demostrar que las encarnaban. Cuando el brujo llegó a la isla y encontró al ermitaño, tuvo la sensación de que no era la primera vez que se veían. Solo después pudo averiguar que estaba en lo cierto.
El ermitaño resultó ser la Dama del Lago, un misterioso ser al que Geralt había conocido tiempo atrás en Aguas Turbias. Una vez Geralt superó las pruebas del ermitaño, el santo varón cambió de forma y mostró su verdadero rostro, para luego entregarle a Geralt un regalo: la espada Aerondight.

Misiones asociadas

Galería

*Nota: Algunos de los enlaces son de afiliados, lo que significa que, sin costo adicional para ti, Fandom ganará una comisión si haces clic y realizas una subscripción. El contenido de la comunidad está disponible bajo CC-BY-SA a menos que se indique lo contrario.