Wiki The Witcher
Advertisement

La aparición del cuadro es lo que quedaba de Iris von Everec en el mundo de los vivos.

Entrada del bestiario

Muy a menudo, una aparición está unida a un objeto, algo a lo que se aferró durante su vida, o a un emplazamiento, como el lugar de su muerte. En cualquier caso, nos encontramos ante la misma causa: un fuerte lazo emocional del cual la aparición obtiene su fuerza.
- Íñigo Swann, "Más allá del mundo natural"
Mientras deambulaba por la finca abandonada de los Von Everec, Geralt entró en contacto con la aparición de una mujer que habitaba la morada. El espíritu inquieto controlaba el mobiliario de la casa y en particular los cuadros que colgaban de las paredes. Se movía con total libertad entre sus lienzos, entrando a través de uno y saliendo por otro. Al principio intentó asustar a Geralt para que abandonara su búsqueda, pero luego, cuando se dio cuenta de que esta estrategia no funcionaría, lo atacó directamente.
La batalla entre Geralt y la aparición resultó ser muy complicada, pues esta se alimentaba de rabia y lanzaba sus ataques con una agresividad inusitada. Geralt se vio obligado a moverse rápido como el rayo para detener sus golpes, sin darse un respiro o tiempo para poder lanzar sus propios ataques. Además, la aparición había creado un vínculo con los cuadros de alrededor y, hasta que el brujo rompió esta unión, recuperaba constantemente la fuerza perdida.
La clave de la victoria sobre la aparición del cuadro fue centrarse en detener sus golpes y atacar solo de forma esporádica, en los momentos exactos. Cualquier intento de tacar en ráfagas siempre era castigado con un terrible contraataque.

Misiones asociadas

  • Escenas de matrimonio

Galería

Advertisement