La lamia de Corvo Bianco es una lamia única que aparece en la expansión Blood and Wine.

Entrada del bestiario

La lamia que Geralt encontró y mató en defensa propia en Corvo Bianco difería bastante del resto de criaturas de su especie. En primer lugar, era más inteligente, capaz incluso de articular palabras de la lengua humana sin mucha dificultad. Además, esta lamia estaba compinchada con la Bestia, el misterioso asesino que merodeaba por Beauclair en aquel momento.
A Geralt le resultó todo un desafío luchar contra ella. Al igual que las otras lamias, esta poseía una fuerza y una velocidad muy por encima de las de cualquier humano, podía hacerse invisible y atacar con una onda sónica.
Como es costumbre en los vampiros, su intención era succionar la sangre de su víctima. Esto significaba que la típica defensa ante estas criaturas, la poción Sangre negra, era un arma eficaz contra ella, así como la bomba Polvo lunar y, naturalmente, la fiable espada de plata del brujo.

Misiones asociadas

*Nota: Algunos de los enlaces son de afiliados, lo que significa que, sin costo adicional para ti, Fandom ganará una comisión si haces clic y realizas una subscripción. El contenido de la comunidad está disponible bajo CC-BY-SA a menos que se indique lo contrario.