FANDOM


Big Quote Left
A veces sueño con navegar. En solitario. Largar la vela y hacerme a la mar... Lejos, lejos, más allá del horizonte. Sólo el agua y el cielo a mi alrededor. Salpicada por la espuma salada de las olas, el viento huracanado me revuelve los cabellos con auténtica ternura varonil. Y yo estoy sola, completamente sola, infinitamente abandonada a mi suerte en medio de un elemento extraño y hostil. ¿No sueñas con algo así?
Big Quote Right
— Lytta a Geralt, Estación de tormentas

Astrid Lyttneyd Ásgeirrfinnbjornsdottir, también conocida como Lytta Neyd o Coral, fue una de las hechiceras que murió durante la Batalla del Monte de Sodden.

Biografía

Nació en las islas Skellige, pero pronto acortó su nombre a Lytta Neyd debido a que su nombre era largo y difícil de pronunciar. Como una verdadera skelliger, amaba el mar y sabía mucho sobre diferentes tipos de embarcaciones.

En 1245, Lytta se dirigió a Kerack con órdenes de intentar conseguir la ayuda del brujo Geralt. Decidió que la mejor manera de lograrlo era encarcelar al brujo bajo falsas acusaciones, para luego rescatarlo anónimamente; después de esto, él la buscaría a ella. Por lo tanto, se reunió con el rey de Kerack, Belohun, y aunque el rey le permitió quedarse y actuar como consejera durante un tiempo, este tenía un problema con una de sus habilidades mejor conocidas: Lytta se ganaba la vida creando brebajes mágicos para prevenir y / o abortar embarazos. Si bien esto era aceptado en la mayor parte del Continente, Belohun lo consideraba inmoral.

Después de algunos idas y vueltas, el rey pronto reveló sus razones: pronto tomaría una nueva esposa joven y quería tener un heredero con ella, así que no quería que ella tuviera acceso a estos brebajes. Después de que Lytta acordara no venderle nada a su prometida, se le permitió continuar con sus prácticas. Luego le informó al rey de que Geralt había malversado fondos. Cayendo en la desinformación, el rey hizo que el brujo fuera enviado a la cárcel poco después de su llegada.

Conociendo a Geralt

Cuatro días después, Lytta fue visitada por un enfurecido Geralt. El brujo se enteró de que ella era la razón por la que fue encarcelado y luego liberado. Mientras hablaban, ella trató de seducir a Geralt, pero él hizo todo lo posible por ignorarla y fingió que parecía interesado en su ayudante, Mozaïk, antes de marcharse. Sintiéndose humillada, Lytta se desquitó lanzando un hechizo que torció la mano izquierda de Mozaïk para que su palma quedara hacia arriba.

Al día siguiente, Geralt volvió a visitarla. Se encontró con Mozaïk y vio lo que Lytta le había hecho en la mano. Sin embargo, las cosas pronto tomaron un giro diferente y Geralt se encontró en la cama de Lytta, quedándose con ella durante otros cuatro días.

Algún tiempo después del solsticio de verano, ella decidió ayudar a Geralt a descubrir qué pasó con sus espadas de brujo, realizando una hidromancia. Sin embargo, cuando Geralt se concentró, sus pensamientos se desvanecieron y su primera visión fue sobre Yennefer, para disgusto de Lytta, luego cambió de enfoque y mostró visiones cerca del Fuerte Ravelin, una mujer parada en la rama de un árbol y la Casa de Subastas de Borsody, tras lo cual tuvo una visión de una colina. Sin embargo, Lytta se dio cuenta de que esta última visión no era para Geralt, sino que estaba dirigida a ella. Unos días más tarde, ella le informó a Geralt que le estaban "pidiendo" que fuera con aquellos que habían enviado a Lytta a hablar con él: los magos en el castillo de Rissberg. Allí, uno de sus antiguos amantes, Algernon Guincamp (mejor conocido como Pinety) escribió para mantenerse en contacto con Lytta y le informó sobre la llegada de Geralt, a quien Pinety no le importaba demasiado.

A mediados y finales de julio, Geralt regresó de su viaje, pero para Lytta su romance a corto plazo había terminado, así que le pidió que esperara un par de días. Ese mismo día fue visitada por Pinety, quien se había presentado para despedirse.

La tormenta

Aproximadamente un mes después, la boda de Belohun se estaba llevando a cabo y Lytta asistió a las festividades, quedándose ella con Geralt a solas y pretendiendo comentar sobre los barcos que llegaban al puerto, especialmente sobre uno que tenía velas negras, luego habló sobre las consecuencias de lo que había acontecido en Rissberg. Sin embargo, finalmente le contó la razón por la que quería estar a solas con el brujo: quería tener un último recuerdo agradable de ellos juntos. Antes de que Geralt pudiera responder, comenzó la fiesta de bodas y la prometida se abrió paso antes de que el rey comenzara a dar un discurso. Mientras Belohun hablaba, el viento reveló brevemente el rostro de su prometida que vio a Lytta en la multitud e inmediatamente se llenó de odio hacia la hechicera.

Lytta le reveló a Geralt que la prometida era una ex alumna de Aretusa llamada Ildiko Breckl, y los sentimientos de odio eran mutuos. Sin embargo, algo más siniestro estaba en marcha: había reconocido que el barco con velas negras era el Aquerontia, un navío que tenía muy mala fama, ya que allí donde aparecía siempre ocurrían cosas malas. Geralt luego se excusó y se apresuró tras recibir esta nueva información.

Geralt regresó, esta vez con Jaskier, y cuando Lytta le preguntó qué había sucedido, el brujo simplemente le dijo que pronto lo sabría: el hijo mayor de Belohun que había sido exiliado, Viraxas, había regresado y luego de varias estratagemas, terminó matando a su padre y se casó con Ildiko, convirtiéndose en el nuevo rey. Cuando se les pidió a los invitados que se fueran para llorar la muerte de Belohun, Lytta, Geralt, Jaskier y Mozaïk salieron a caminar.

Cuando comenzaron a caminar alrededor de la terraza, vieron a miles de ratas huyendo del mar y de repente se generó una tormenta, enviando olas tan enormes que las villas en los acantilados comenzaban a desmoronarse y caer al mar. Lytta se teletransportó mientras el resto se quedaba atrás, intentando ayudar a los atrapados en las olas. Después de acabada la tormenta, la hechicera regresó con un maletín médico, comentando sobre su regreso. Sin embargo, esto no calmó a Geralt, quien comentó fríamente que ella se había marchado, lo que también respondía a su anterior propuesta. Cuando Lytta hizo un comentario igualmente helado, llamó a Mozaïk para que la acompañara, pero su asistente decidió ponerse del lado de Geralt, dejando a su mentora.

Partida de Kerack

Sin embargo, el tiempo de Lytta en la capital de Kerack fue de corta duración: aunque su villa había permanecido ilesa por la tormenta, el nuevo gobernante de Kerack había prohibido hacer uso de la magia sin el permiso del rey y los magos ya no tenían permitido poseer tierras o bienes inmuebles y, si lo hicieran, tendrían que deshacerse de estos y obtener una licencia o abandonar el reino. Como Lytta era la única maga en Kerack que era dueña de una casa, sabía que en realidad era la venganza personal de Ildiko junto con los consejeros, quienes vieron las habilidades de Lytta para ayudar a las mujeres como inmorales. La hechicera decidió vender la villa para luego ir en busca de un nuevo lugar en el que establecerse.

Doce días después de la tormenta, Lytta se reunió con Yennefer para contarle las últimas noticias, y finalmente se refirió al tema que la involucraba con Geralt, como seguramente Yennefer había escuchado. Aunque Lytta trató de ignorar el tema, ya que solo se trataba de negocios y él no tenía ningún interés real en ella, intento dirigir la ira de Yennefer hacia Mozaïk, quien ahora había regresado con su mentora, intentando humillar a la joven aún más, creyendo que Geralt la había usado y abandonado después de aburrirse. Sin embargo, Yennefer reveló accidentalmente que Geralt le había dejado flores y una carta a la joven la mañana en que se fue. Lytta se dio cuenta de que Mozaïk solo regresó porque Geralt le había dicho que lo hiciera. Mientras Lytta estaba asombrada, preguntándose por qué Geralt le pidió a Mozaïk que regresara a pesar de que sabía que sería castigada, Yennefer comentó que Lytta no conocía a Geralt en absoluto.

Monte de Sodden

Muchos años después, Nilfgaard invadió el Norte y conquistó Cintra. Sin embargo, cuando los negros se trasladaron a Sodden, el resto del Norte retrocedió y tuvo lugar la Batalla del Monte de Sodden. Lytta se unió a sus compañeros magos aquí para defender el Norte y, gracias a sus esfuerzos, pudieron detener a Nilfgaard. Sin embargo, el precio fue muy alto: Lytta y otros 12 magos perecieron durante la batalla, y el último recuerdo que Triss tenía de Lytta en el monte era de "un tronco sin brazos ni piernas que gritaba macabramente". El nombre de Lytta, junto con el resto de los magos caídos, fue tallado en un obelisco de piedra en el monte para conmemorar sus muertes.

Notas

Galería

*Nota: Algunos de los enlaces son de afiliados, lo que significa que, sin costo adicional para ti, Fandom ganará una comisión si haces clic y realizas una subscripción. El contenido de la comunidad está disponible bajo CC-BY-SA a menos que se indique lo contrario.

Algunos de los enlaces son de afiliados, lo que significa que, sin costo adicional para ti, Fandom ganará una comisión si haces clic y realizas una subscripción.

Stream the best stories.

Algunos de los enlaces son de afiliados, lo que significa que, sin costo adicional para ti, Fandom ganará una comisión si haces clic y realizas una subscripción.

Get Disney+