FANDOM


Myszowor, también conocido Armiño,[1] era un druida habilidoso, y también un buen amigo y consejero del rey Bran Tuirseach de Skellige, así como de la reina Calanthe de Cintra. Tenía una apariencia robusta y llevaba una barba espesa.

Biografía

Myszowor estuvo presente en la fiesta organizada por Calanthe para celebrar el cumpleaños de la princesa Pavetta, como parte de la delegación de Skellige. Se comunicaba secretamente con Geralt manipulando migas de pan en sus platos para formar runas. Ambos sintieron el problema inminente de esa noche: el regreso de Duny y el poder de Pavetta desatado, aunque ninguno de los dos conocía los detalles exactos de antemano.

Cuando todos en la fiesta finalmente llegaron a aceptar el reclamo de Duny - gracias a la intervención de Geralt y Myszowor en la acalorada discusión - y dejando que Pavetta decidiera si ella lo cumpliría, Myszowor advirtió a Geralt del grave peligro que se estaba generando en la habitación. Cuando el poder de Pavetta se desencadenó incontrolablemente al ver a Duny siendo herido por Rainfarn, Myszowor y Geralt usaron sus poderes mágicos para tratar de detener la destrucción que aumentaba rápidamente.

Cuando todo volvió a la normalidad, la reina le ordenó a Myszowor que sanara a los heridos y se encargara de que Pavetta aprendiera a controlar su poder.

The Witcher 3: Wild Hunt

Entrada del diario

Muchos druidas de Skellige se alejan del consabido estereotipo continental de un anciano de barba canosa con una túnica blanca que se inclina ante un roble sagrado, domestica wyvernos e insiste a los señores de la zona sobre la necesidad de incluir más especies en la lista de animales protegidos. Armiño, viejo amigo de Geralt, no era ninguna excepción en este sentido.
Este hombre larguirucho y de barba poblada era el líder de los druidas de Skellige. También era el consejero del jarl Crach an Caite en asuntos mágicos y místicos, y en cualquier otro problema que necesitase que no se pudiese solucionar a puñetazos o con un buen golpe de hacha.
Armiño era famoso por su terquedad y su tendencia, poco habitual en los de Skellige, a sopesar todas las consecuencias posibles de una acción determinada. Por todo ello, conversar con él exigía una cantidad considerable de tiempo y paciencia.
Estando así las cosas, a nadie le podía sorprender que las acciones "imprudentes" y "totalmente irresponsables" de Yennefer y Geralt con respecto a la anomalía mágica (robar un valioso artefacto en una cámara privada) pusiese de muy mal humor a Armiño.
Sin embargo, a pesar de su carácter complicado y de su en ocasiones turbulenta relación con Geralt, Armiño no dudó un segundo en viajar hasta Kaer Morhen para ayudar a proteger a Ciri de la cacería salvaje.
Si la persuasión y la razón fallaban, Armiño podía recurrir a la violencia como última opción y convertirse en un enemigo temible. Lugos el Loco lo vivió en persona cuando atacó a Armiño y Geralt en un arrebato. Como ya había ocurrido en el pasado, brujo y druida se mantuvieron unidos para luchar contra un enemigo común.

Misiones asociadas

Galería

Referencias

  1. The Witcher 3: Wild Hunt
El contenido de la comunidad está disponible bajo CC-BY-SA a menos que se indique lo contrario.