Big Quote Left.png
Sólo existen el Mal y el Mal Mayor, y sobre ellos dos, en las tinieblas, está el Mal Muy Mayor. El Mal Muy Mayor, Geralt, es algo que no puedes ni imaginarte, aunque pienses que ya nada puede sorprenderte. Y sabes, Geralt, a veces resulta que el Mal Muy Mayor te agarra por la garganta y te dice: «Elige, hermano, o yo, o aquel otro, un poco menor»
Big Quote Right.png
— Renfri, El último deseo

Renfri, también conocida como Córvida, fue una princesa y la hija de Fredefalk, el conde de Creyden, e hijastra de Aridea. Es representada como una versión más oscura de Blancanieves.

Biografía

Renfri nació justo después de un eclipse muy profetizado conocido como el Sol Negro, aunque su padre no pareció dejar que esto afectara su juicio mientras continuaba adorando a su primogénita. Sin embargo, cuando su padre se casó con Aridea, la nueva reina usó el Espejo de Nehalena, que reveló que su hijastra, Renfri, la mataría a ella y a muchos otros. Luego envió una noticia al Consejo que, a su vez, envió al hechicero Stregobor para investigar.

El hechicero espió a la joven Renfri e informó que la había visto torturar y dañar a otros seres y, después de algunas pruebas, afirmó que era una mutante maldita por haber nacido durante un eclipse. Aunque Stregobor le contó a Geralt que él simplemente quería aislarla, Aridea contrató a un matón para llevar a la joven princesa al bosque y matarla y tras eso extraerle el corazón y el hígado. En cambio, el matón le robó y la violó, pero cuando estaba ocupado, Renfri lo mató clavando el alfiler de su broche a través de su oreja y alcanzando su cerebro. Después de eso, la niña huyó, pasando hambre y frío cuando no podía robar, estafando y vendiendo su cuerpo por comida y refugio.

Durante los siguientes cuatro años ganó mucha notoriedad y llegó a ser conocida como "Córvida", debido a su inclinación por empalar a sus víctimas. También había llegado a Mahakam y se mudó con una banda de gnomos. Mientras tanto, Aridea había contratado asesinos para matar a la chica, incluso casi matándola con una manzana envenenada, pero Renfri sobrevivió a cada intento y pronto fue tan infame que fue difícil encontrar a alguien que intentara matarla, ya que se había vuelto bastante hábil. Poco después Aridea murió por envenenamiento, pero nadie sabía quién lo había hecho, ya que los rumores creían que era Fredefalk, mientras que Stregobor creía que era Renfri.

Córvida y su banda continuaron robándole a mercaderes en todo Mahakam hasta que un día los gnomos discutieron entre ellos tan fervientemente que ninguno de ellos logró salir con vida, solo Renfri. Poco después, se encontró con Stregobor mientras este aún estaba en Mahakam y, al recordar el papel que este había tenido en Creyden, se movió para atacar, pero el hechicero logró pronunciar un hechizo en el último momento, convirtiendo a Renfri en un bloque de cristal de roca. Luego la enterró en la mina de los gnomos y derribó los túneles, enterrándola allí.

Desafortunadamente para el hechicero, un príncipe de un reino lejano la encontró, pagó una suma considerable para revertir la maldición, y luego la llevó a su casa con él. El padre del príncipe no confiaba en Renfri e intentó interrogarla sobre el tesoro que ella y los gnomos habían escondido. Sin embargo, tenía a su hijo mayor ayudándolo mientras Renfri se encontraba desnuda en el potro de tortura, y de alguna manera, al día siguiente el hijo mayor se había convertido en el rey, sus padres y hermanos estaban muertos, y Renfri era ahora su amante favorita. Sin embargo, ella no siguió siendo su favorita por mucho tiempo y pronto abandonó el reino en busca de Stregobor.

El hechicero huyó de ella varias veces: tres veces en Kovir, una en el Valle del Pontar, otra en Angren, y finalmente se estableció un año en Arcsea, en la ciudad de Blaviken. Ella lo persiguió cada vez, rodeándose de una nueva banda.

Finalmente en Blaviken, Renfri estaba casi lista para vengarse cuando Geralt llegó. Cuando el brujo conoció al mago local, Irion, se enteró de que en realidad era Stregobor. El mago le pidió a Geralt que matara a Renfri, proclamando que ella era "el mal menor". Sin embargo, Geralt se negó a hacerlo, creyendo que Renfri tenía sus razones y además no quería elegir bandos.

Geralt pronto la encontró en la posada local, donde aceptó hablar con Geralt y el regidor, Caldemeyn. Cuando este último intentó amenazarla con prisión si no se iba con su banda a la mañana siguiente, Renfri reveló una carta del rey Audoen que la hacía intocable. Luego, el brujo y el regidor se fueron.

Más tarde, Renfri se coló en la habitación donde se alojaba Geralt y le dijo que todavía tenía la intención de matar a Stregobor, y que había dos opciones para evitar el mayor derramamiento de sangre posible: Stregobor debía salir de su torre voluntariamente y Renfri lo llevaría a un área desierta para matarlo o, Geralt mataría al propio Stregobor ya que el hechicero le permitiría entrar en la torre. Geralt se negó a matar por ella y, mientras hablaba, pudo hipnotizar a Renfri y esta le dio un mensaje críptico antes de salir del aturdimiento. Luego declaró que él había ganado y que no intentaría matar al mago antes de pedirle "pasar la noche" con el brujo hasta el amanecer.

Sin embargo, a la mañana siguiente llevó a sus hombres al mercado, con la intención de forzar la mano de Stregobor o Geralt manteniendo a la gente del mercado como rehenes a cambio del hechicero. Al darse cuenta de que era una artimaña, Geralt corrió al mercado para confrontarla y se encontró con su banda mientras Renfri fue a la torre de Stregobor para darle el ultimátum. Sin embargo, Stregobor se echó a reír en su cara, afirmando que podía matar a todos en Blaviken y las aldeas vecinas, él no iba a salir de la torre. Cuando Renfri regresó al mercado, Geralt acababa de matar a todos sus hombres. Ella desenvainó su espada, a pesar de que Geralt le pidió que renunciara. Los dos se enfrentaron en combate hasta que Geralt cortó una de las arterias de sus piernas, terminando con la vida de la princesa. Stregobor emergió después de ver la pelea desde su bola de cristal, queriendo hacer una autopsia en el cuerpo de Renfri, pero Geralt amenazó con matarlo si el hechicero la tocaba.

The Hexer

Renfri adulta (Kinga Ilgner) en la serie de TV The Hexer

Geralt la conoce cuando ella estaba luchando por abrirse camino entre tres hombres armados ordenados por su madrastra para matarla. Los hombres decían que ella era una mutante y una bruja. Renfri escapó de la lucha tan pronto como pudo, dejando una daga en el cuello de unos de los hombres y Geralt tratando de salvarse a sí mismo.

Tiempo después, Geralt la volvió a encontrar y tras viajar juntos por un tiempo, ella se unió a la banda de los siete gnomos. Geralt la dejó con ellos, como ella deseaba.

Años después, sus caminos se volvieron a encontrar cuando Renfri juntó una banda propia y extendió el terror y el miedo, en medio de rumores de haber asesinado a su padre, madrastra y sus medio hermanos. Quemó el templo de Melitele en Ellander a las órdenes de Falwick. Como en el libro, murió en un duelo con Geralt en Blaviken.

Es interpretada por Weronika Pelczyńska como niña, y por Kinga Ilgner como adulta.

Notas

  • Geralt la describe casi tan alta como él.
  • En The Witcher 2: Assassins of Kings, durante el asalto al Castillo La Valette, Aryan La Valette menciona a Renfri si Geralt lucha contra él en lugar de obligarlo a rendirse. Aryan revela que su niñera le contaba cuentos antes de dormir sobre las aventuras pasadas de Geralt y le gustó especialmente el de Renfri y sus bandidos.
  • En la expansión Blood and Wine, Geralt menciona a Renfri si decide rescatar a Syanna del País de las Mil Fábulas. El brujo comenta que todavía no sabe si Renfri fue maldecida o si su duro pasado la convirtió en la persona cruel que él conoció.

Galería

*Nota: Algunos de los enlaces son de afiliados, lo que significa que, sin costo adicional para ti, Fandom ganará una comisión si haces clic y realizas una subscripción. El contenido de la comunidad está disponible bajo CC-BY-SA a menos que se indique lo contrario.