Los sumergidos habitan en masas de agua tanto artificiales como naturales, de ríos y lagos a estanques y cloacas. Se piensa que estas criaturas son hombres ahogados, que de alguna manera vuelven de entre los muertos para acechar a los vivos. Esta opinión es tan extendida como falsa, ya que estas bestias son de hecho una reliquia de después de la Conjunción.

The Witcher

El sumergido, una criatura mugrienta y espantosa, arrastra a la gente a las ciénagas y a los torbellinos burbujeantes. Se alimenta de mujeres jóvenes que se bañan en ríos y en ocasiones derribarán a los hombres de los caballos o carros al cruzar un puente o dique. Los anegados surgen de los cuerpos de los villanos que murieron en aguas corrientes o corrientes que aparecen después de las tormentas. Estas criaturas acuosas representan los espíritus de aquellos que no pueden descansar después de morir y a veces nacen de fetos abortados con magia. Son de apariencia desagradable, flacuchos, altos y huesudos. Sus cuerpos son limosos y verdes, como su cabello. Se forman pequeños charcos de la sustancia que rezuma. Se puede combatir a esta criatura con armas normales.

Entrada del bestiario

Los anegados son canallas que encontraron su fin en el agua. Habiendo sido ahogados o arrojados a aguas profundas después de morir, se convierten en criaturas vengativas que acechan a los habitantes de aldeas costeras.

Localizaciones

Fuente

The Witcher 2: Assassins of Kings

Los sumergidos son los primeros monstruos en aparecer en The Witcher 2: Assassins of Kings. Geralt encuentra unos cuantos en los pasajes subterráneos del Castillo La Valette.

Entrada del bestiario

A veces un hombre ahogado vuelve como un monstruo para perseguir a los vivos. Atormentado en la no muerte, se ve arrastrado a asesinar a otros. Prefiere atraer a la víctima bajo la superficie del agua, despedazarla con sus garras afiladas mientras se ahoga y comérsela como una galleta mojada. Esta criatura se denomina "sumergido". Se suelen encontrar en las orillas del Pontar, ya que el enorme río, una ruta comercial habitual repleta de pueblos, les proporciona suficiente sustento.

The Witcher 3: Wild Hunt

Entrada del bestiario

Cuando estés junto al agua, no debes hacer ruido. Primero, para no asustar a los peces. Y segundo, para no atraer a los sumergidos.
- Yanneck de Blaviken, pescador
Un sumergido parece un cadáver sacado del fondo de un pozo. Es de color azul o verde enfermizo, con légamo y cieno que rezuman de cada uno de sus poros y mana de él el hedor acre de la podredumbre. Es por ello que se piensa con frecuencia que los sumergidos -junto con sus parientes más peligrosos: vodniks, fangosos y anegados- surgen de los cuerpos de los que se han ahogado en aguas poco profundas: viajeros perdidos que caen en pantanos, niños que se alejan demasiado de la costa nadando o, en el caso de los vodniks, campesinos borrachos que se caen de los estrechos caminos que cruzan los pantanos.

Galería

*Nota: Algunos de los enlaces son de afiliados, lo que significa que, sin costo adicional para ti, Fandom ganará una comisión si haces clic y realizas una subscripción. El contenido de la comunidad está disponible bajo CC-BY-SA a menos que se indique lo contrario.